Ir al contenido (presione Entrar) Ir al pie de página (presione Entrar)

Somos Interface y estamos cambiando el mundo

Interface es líder mundial en pavimentos modulares y ofrece una colección integrada de moquetas modulares y pavimentos resilientes que incluye luxury vinyl tile (LVT) y pavimentos de caucho nora®.

Todo empezó en 1973 cuando nuestro fundador, Ray Anderson, vio una moqueta modular en Europa y se dio cuenta de las futuras posibilidades que tendría en las oficinas modernas. Introdujo el concepto en los Estados Unidos y originó una revolución comercial de pavimentos que se extendió por todo el mundo.

EN About Interface, Interface by numbers

Interface en números

Intentamos constantemente mejorar nuestra innovación. La información se basa en el informe anual de 2021.

Broome St_Green_Brushed Lines_Sandalwood

Diseñar de forma diferente

Vemos el mundo de forma diferente. Para nosotros, el suelo no es solo algo que pisamos. Representa una oportunidad para traspasar los límites del diseño.

Nuestros productos están diseñados con una finalidad. Dejamos que el mundo que nos rodea nos influya creativamente y permitimos que todo nos inspire, desde la naturaleza restaurativa de los principios del diseño biofílico hasta gráficos abstractos y circuitos en tecnicolor, ofreciéndote pavimentos que se ven bien y hacen el bien.

Somos innovadores.

Cuando se trata de lo que introducimos en nuestros pavimentos, siempre nos preguntamos, “¿Qué pasaría si...? ¿Cómo podemos mejorar esto?”. En Interface invertimos constantemente en lo más reciente en cuanto a maquinaria, química y ciencia de materiales a fin de conseguir mejoras para nuestros clientes y el planeta.

Somos conocidos por desafiar los límites y por nuestras innovaciones en biomímesis y reciclaje. Aumentamos aún más nuestras expectativas y diseñamos productos que van más allá de ser neutros en emisiones de carbono para pasar a tener una huella de carbono negativa.
Corbis_RF249582

La sostenibilidad está en nuestra esencia.

Nuestra búsqueda de la sostenibilidad se remonta a 1994, cuando nos atrevimos a imaginar una empresa que no tuviera impacto medioambiental. Revolucionamos la fabricación de las moquetas modulares transformando nuestros productos, y el sector, para siempre.

Como empresa, vivimos cada día sin dejar huella. Desde la fabricación de nuestros productos hasta las relaciones que forjamos con nuestros clientes, la forma en que trabajamos está motivada por nuestra misión de contribuir a restaurar la salud del planeta. Nuestro viaje hacia unas prácticas empresariales más sostenibles es continuo, al igual que nuestro compromiso de dirigir la empresa de forma que genere un ajuste climático apto para la vida.

Equipo directivo

En Interface, nuestro personal es el vínculo que nos conecta con el mundo. Todos aquí nos retamos a ser mejores, pensar de otra manera y desarrollar formas con las que podamos influir positivamente en la vida de las personas, el trabajo, el hogar y el medioambiente.

Nuestro equipo directivo ofrece una amplia gama de experiencias y diversidad de perspectivas que lideran e inspiran, creando así valor para todas las partes interesadas.

The Ray C. Anderson Foundation

Durante su etapa en Interface, Ray Anderson defendió la idea de que las empresas hicieran el bien haciendo el bien. La Ray C. Anderson Foundation pretende continuar el legado que dejó nuestro fundador. A través de la investigación y la financiación, la fundación está ayudando a crear un mundo mejor para las generaciones futuras.
Design Studio

Conviértete en Interfacer

En Interface disfrutamos del trabajo ideal todos los días. Solucionamos problemas, somos soñadores, científicos, diseñadores y pioneros. Puede que estemos repartidos por todo el mundo, pero trabajamos como uno solo, compartimos una visión y unos valores que nos hacen sentir orgullosos de formar parte de una empresa que lo está haciendo bien al hacer el bien.

Eso significa que siempre hay trabajo por hacer y deshacer, así como reglas por crear y romper. Tenemos días buenos y otros no tanto. Pero merece la pena. Porque cuando tenemos éxito, contribuimos a cambiar la vida de todos los que usan nuestros productos, así como la de muchos que aún no lo hacen.