Una llamada animada a la acción

En realidad, en el cortometraje Unlikely Hero hay dos héroes. Uno es un monstruo industrial que reconoce que su forma de actuar es dañina y se transforma para revertir sus efectos. Y el otro, una valiente niña cuya búsqueda por encontrar aire limpio motiva el cambio en el corazón del monstruo.

En cierto sentido, esto hace que la película de animación se evidencie lo que ocurre en el mundo real. “Fue realmente un cliente que nos preguntó qué hacíamos respecto al medioambiente lo que cambió el rumbo de la empresa”, explica el director creativo ejecutivo de Interface Chip DeGrace.

De hecho, la fuerza motora de la creación de la película consistía en inspirar la conversación y estimular la acción en torno a cuestiones de sostenibilidad y cambio climático. “La historia de Unlikely Hero pone en contexto aquello a lo que todos nos enfrentamos”, afirma el presidente de Interface Jay Gould.

Los realizadores, entrevistados en este revelador vídeo entre bambalinas, crearon la estética de la historia con el fin de que sirviera para reflejar la visión de la empresa respecto al efecto positivo y permanente que los espacios bien diseñados tienen en la gente que los habita. Tomaron referencias de la década de los 60, una época de diseño clásico, extrayendo los gustos de Charles y Ray Eames, Saul Bass y Charley Harper para obtener inspiración.

El estilo de animación consistió en “una combinación entre algo que tiene esa textura y la realidad de una película de acción, pero también cuenta con el aspecto, la gama de colores y la planicidad de un libro ilustrado”, observa Guilherme Marcondes, el director de la película.

¿El resultado? Un paisaje inquietantemente hermoso, a pesar de estar consumido, que crea el marco para el giro radical del héroe.

Vea la historia por primera vez o experiméntela de nuevo a continuación.