Más allá de París

En diciembre pasado, delegados en la charla sobre clima COP21 lograron llegar a acuerdos significativos en cuanto a esfuerzos para limitar las emisiones de dióxido de carbono. Después de una serie de largas e intensas reuniones, 196 países acordaron de forma unánime que el calentamiento global es una amenaza para la humanidad y que deben evitar las emisiones de gases contaminantes para no exceder el 1.5°C de aumento de temperatura global.

Mucho camino por recorrer

Sin embargo, mientras los acuerdos en París tuvieron un momento de respeto sin precedentes al referirse al cambio climático, y representaba un paso positivo hacia delante, había una falla notable; Ningún país logró presentar un plan para conseguirlo. Países ofrecieron reducciones voluntarias  firmadas como Aportes Destinados de Contribución Nacional (iNDC por su siglás en inglés). Pero las promesas no son lo mismo que un plan.

No queremos depreciar el valor de los acuerdos en París; si se logra llevar a cabo, se lograrían enormes reducciones de emisiones contaminantes. No obstante, estas disminuciones podrían comprarse con la acción de bajar la velocidad de un auto fuera de control: eventualmente habrá un choque, solo que a menor velocidad. Necesitamos no sólo detener las emisiones sino también trabajar activamente para absorber de vuelta el dióxido de carbono de la atmósfera. Necesitamos declarar un nuevo objetivo global para eliminar el dióxido de carbono.

Igual que la Misión Zero, nos pusimos objetivos audaces porque creemos que es lo que se debe hacer. Y si es que hubo un momento en la historia donde necesitamos ir más allá, es justo ahora.

Guiando por medio del ejemplo

Muchos de nosotros en Interface estuvimos en París, compartiendo la historia de la compañía y abogando por la adopción del último acuerdo. Para Interface, los resultados en París son una reafirmación de nuestra Misión Zero® y nuestros esfuerzos para reducir el dióxido de carbono en nuestro negocio. Hemos logrado tremendas mejoras los últimos 22 años, con acciones para contribuir más y continuar liderando la forma en que hacemos nuestro trabajo y ponemos el ejemplo a otros.

A la fecha, nuestros logros incluyen:

  • Reducimos nuestras emisiones de GEI en 92% desde 1996
  • Usamos 84% de energía renovable en el mundo
  • Reducimos la huella de carbono de nuestros productos en un 50% desde 1997, teniendo la meta de reducirlo en un 85% para 2020

Las empresas deben liderar, y nuestros esfuerzos son un ejemplo de que es posible tener éxito mientras reducimos drásticamente nuestras emisiones de carbono.

Qué Sigue: De algo Negativo a algo Positivo

Nos enorgullecen nuestros logros hasta la fecha, y ahora es momento de dar el siguiente paso en nuestro camino a la sustentabilidad: Cambiamos el lema de “no hacer daño” a “hacer algo mejor”.

Al acercarnos a nuestra meta del 2020 y al final de nuestra Misión Zero, seguimos comprometidos a alcanzar esa huella inexistente carbono, pero buscamos qué hacer más allá. Nos hemos dado cuenta de que no dejar huella de carbono –no hacer daño– no es suficiente. En el contexto de los contaminantes, esto no significa solamente reducir nuestras emisiones, sino participar activamente para traer el dióxido de carbono de la atmósfera a través de nuestras operaciones y nuestros productos. Necesitamos “traer de vuelta el carbono”.

Un llamado a participar

Para asegurarnos de tener un planeta que pueda sostener la vida biológica que conocemos y de la que dependemos, tendremos que ir más allá de los acuerdos COP21 y comenzar a absorber el dióxido de carbono del medio ambiente. Interface tiene la oportunidad de ser una influencia significativa al momento de cambiar el rumbo –y las acciones– sobre el carbono. Dado nuestro conocimiento de liderar el mercado y nuestro historial de éxito, este cambio en la percepción del mundo nos da la obligación de defender más firme y de manera más amplia nuestros objetivos del 2020 –e ir más allá.

Recordemos los retos que enfrentamos como planeta. Los mares están muriendo. Abundan las sequías y las inundaciones. Los refugiados aumentan en número. Los océanos se están elevando. Estos eventos y otros incrementarán a menos que nos comprometamos a reversar el cambio climático. Interface ahora está comprometido a realizar acciones que ayudarán a disminuir el espiral de incremento de gases de efecto invernadero en la atmósfera durante la producción de nuestros productos y todos nuestros procesos. Este compromiso es algo que no se había escuchado antes en el mundo de los negocios.

Como la Misión Zero, nos ponemos objetivos audaces porque son lo que se debe hacer. Y si es que hay un momento en la historia donde necesitamos ir más allá, es justo ahora.

No podemos enfrentar nuestro reto solos; necesitaremos pensar en innovaciones y tener la colaboración de muchos de nosotros, pero somos optimistas en que podemos lograr un verdadero impacto en el cambio si lo realizamos juntos.

Negativo a Positivo Artículos Relacionados