De algo negativo viene algo positivo.

Hace más de 20 años, nos propusimos un objetivo muy ambicioso para nuestra compañía: eliminar el impacto negativo al planeta al año 2020. Nuestra “Misión Zero”.

Hoy, estamos a punto de alcanzar nuestro objetivo. Pero nos dimos cuenta que ser neutrales no es suficiente. Nos sentimos comprometidos a una nueva misión: ir más allá de reducir el impacto negativo creando uno positivo –ir de Negativo A Positivo.
×

El objetivo está en la mira

Desde que nos comprometimos a la Misión Zero, hemos hecho remarcable progreso a escala global, debido al poder creativo de muchos colaboradores.

Los números globales dicen una muy buena historia:

Cambiando el rostro de la industria

Con la ayuda de numerosos socios, hemos mostrado que el negocio puede contribuir de forma positiva a la sociedad al mismo tiempo que es sostenible. Innovamos no solo nuestros productos, sino también cómo los hacemos y en qué se convierten al final de su ciclo de vida.

Nuestra búsqueda de energías limpias envuelve una amplia variedad de fuentes, desde metano a cocoa a cabezas de pescado. Y nuestra búsqueda por materias primas amigables con el ambiente ayuda a las comunidades de una forma que no nos imaginábamos hace generaciones.

Tomemos como ejemplo nuestro programa Net-Works®. Ayuda a los residentes en comunidades de bajos recursos a recolectar redes de pescar inservibles (el filamento de la vida como marinos) y a venderlas a una cadena de distribución global. El resultado: Esas redes destructivas y rotas consiguen una segunda vida como hermosas y duraderas alfombras modulares.

Diseñando un mundo más hermoso

Aunque nuestra macro visión es diseñar “una mejor manera” para el mundo en general, creemos que diseños hermosos son vitales para introducir esta “mejor manera” en nuestros espacios interiores. Nuestros productos contribuyen a espacios que mueven e inspiran a las personas que habitan en ellos.

Tomando inspiración de algunos de los más duraderos textiles hechos a mano, la Colección World Woven™ abre un mundo de posibilidades de diseño y usa a la naturaleza como referencia en sus patrones irregulares y variaciones de color.

¿Qué sigue?

Pronto Interface revelará una nueva misión, tan ambiciosa como todo lo que hemos hecho. Necesitaremos incluir aún a más gente en este enorme esfuerzo por transformar lo negativo en positivo, por ir más allá de solamente no dañar.

Cada persona, cada organización, puede tener un impacto positivo –puede ser “un arcoíris en un cielo nublado” en palabras de nuestro fundador, Ray Anderson.

Sigue pendiente de cuando anunciemos cómo puedes unirte y lee acerca de nuestros esfuerzos compartidos en las charlas sobre clima Paris COP21.
Negativo a Positivo Artículos Relacionados

Negativo a positivo: Todos pueden contribuir

El problema que enfrentamos no se creó de la noche a la mañana, o solo por una persona. Igualmente, la solución requiere tiempo y trabajo en equipo.

Desde el diseñador que pregunta “¿Cómo puedo transformar este espacio en algo mejor?” hasta el grupo de adolescentes que se comprometen a limpiar un canal, todos podemos ser parte del movimiento.