Un Gran Cambio de Pensamiento

El cambio Interface a la mitad de su trayectoria en 1994, dirigió a la empresa de un modelo de extracción – producción – desperdicio hacia un modelo renovable, cíclico y benigno.

Desde su comienzo, estaba claro que Interface se trataba de cambio cuando Ray Anderson apostó su carrera en el inaudito concepto de alfombra modular. Dos décadas más tarde, en 1994, Ray Anderson tuvo su legendaria epifanía como “ una lanza al pecho”. El sacudió las bases de la industria manufacturera de alfombra dependiente del petróleo al momento de declarar que Interface se comprometía en convertirse en la primera empresa ambientalmente sostenible - y por último, restaurativa - del mundo.

Emergió un nueve enfoque: rediseñar de forma radical los procesos y productos y liderar nuevas tecnologías y sistemas para reducir o eliminar desperdicios y emisiones dañinas a la vez de incrementar el uso de materiales y recursos energéticos renovables. Interface estableció su Misión Zero ®, su promesa de eliminar cualquier impacto negativo que la empresa pueda tener en al medio ambiente para el 2020, y vamos muy bien encaminado en alcanzarla, gracias a nuestro espíritu empresarial.

 Si tenemos éxito, nos la pasaremos el resto de nuestros días cosechando las alfombras antiguas y otros productos derivados de petroquímicos, y reciclándolas para convertirlas en materiales nuevos; convirtiendo la luz solar en energía; sin ningún desperdicio para los vertederos y cero emisiones liberados al ecosistema. <y nos irá muy bien… muy bien… al hacer el bien. Esa es la visión.

                        – Ray Anderson, 1997

Topics