Inspirados

Cuando el mundo se comunica por medio de cuadrados, la idea de un rectángulo es radical, en efecto. En un momento de desenfrenados experimentos geométricos, creamos el skinny plank. Estábamos tan animados con las posibilidades de los planks que sentimos que eran necesarios nuevos colaboradores para expresar su potencial. Con esto, Interface se transformó en un cliente real para una clase de 14 alumnos de la Universidad de Arte y Design de Savannah (SCAD) en Atlanta. De una forma muy colaborativa, la experiencia nos inspiró y el trabajo de los alumnos ciertamente inspiró a todos los que lo vivieron.

Comenta y sigue leyendo nuestro blog