Nuestra Misión

Interface siempre ha apostado por el cambio. Fabricamos la primera moqueta modular hace más de 50 años y la sacamos al mercado en los Estados Unidos en los años setenta. En 1994, nuestro fundador Ray Anderson se dio cuenta de que el negocio necesitaba pasar de un modelo tomar-fabricar-desechar a uno circular, lo que suponía convertir a un fabricante de moquetas con un gran consumo de petróleo en la primera empresa del mundo sostenible y, en última instancia, reparadora desde el punto de vista medioambiental.

Si tenemos éxito, pasaremos el resto de nuestros días recogiendo moquetas antiguas y otros productos derivados del petróleo, que reciclaremos en nuevos materiales, y convirtiendo la luz del sol en energía, con cero desechos enviados al vertedero y sin emisiones al ecosistema. Y lo haremos bien... muy bien... haciendo el bien. Esa es la visión. – Ray Anderson, 1997.

Englobamos nuestras aspiraciones en Mission Zero®, nuestra promesa de eliminar todo efecto negativo que nuestra empresa pudiera causar en el medioambiente para 2020. Para alcanzar nuestro objetivo, tuvimos que rediseñar radicalmente nuestra empresa, nuestros productos y nuestra forma de hacer negocios. Desde 1994 hemos realizado grandes logros, pero continuamos trabajando duro para seguir mejorando.

Hemos sustituido el látex de nuestro revestimiento previo por PVB reciclado. Nuestros proyectos Net-Works® recogen redes de pesca desechadas que se reciclan para obtener fibra nueva. Y nuestras fábricas han realizado increíbles avances en el uso de energía verde y logrado un funcionamiento más eficiente.


Una nueva misión

Con nuestro objetivo Mission Zero en mente, hemos comenzado a fijar nuestras metas más allá de 2020. Nos sentimos orgullosos de nuestros logros durante los últimos veinte años, pero sabemos que no es suficiente. Ha quedado demostrado que los humanos tenemos la capacidad de cambiar todo nuestro planeta. Y, aunque en su momento nos pillara por sorpresa, creemos que la mayor amenaza para el mundo no es el cambio climático, sino la actitud.

Contamos con las herramientas, disponemos de ingenio y tenemos miles de millones de personas que necesitan un ajuste climático para seguir viviendo. A nuestro nuevo reto lo llamamos Climate Take Back, y es mucho más grande que Interface. Necesitaremos toda la ayuda posible para que el cambio climático experimente un giro de negativo a positivo.

Mira nuestro video "A Better Way"